sábado, 30 de julio de 2016

NADA

Hace ciento treinta días que no escribía,
hartura de aburrimiento
porque nada pasaba,
y por eso con el tiempo se miraba
como el que ya estaba muerto.

2 comentarios:

  1. Hay veces que se escribe para uno mismo y no nos damos cuenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cierto. Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar